sábado, 22 de noviembre de 2014

NOTAS PARA LAS TABLAS 34-6A, B y C

NP – No practicable. Con la distancia a los bordes resultante, c, se obtiene un recubrimiento de menos de 3/4 in.
Toda la Simbología es igual a la utilizada en la sección D.0 del Apéndice D de ACI 318-02.
1. Las resistencias de diseño indicadas en las tablas corresponden a anclajes individuales hormigonados in situ, que solamente están próximos a un borde. Los valores no se aplican si la distancia a un borde medida de forma perpendicular a c1 es menor que 1,5c1. Ver Nota 9.
Los valores no se aplican si la distancia entre anclajes adyacentes es menor que 3c1, siendo c1 la distancia entre el centro del anclaje y el borde en la dirección del corte aplicado.
2. En las regiones de peligrosidad sísmica moderada o elevada (Zonas 2, 3 ó 4, de acuerdo con el UBC), o en las estructuras para las cuales se requiere un nivel de comportamiento o diseño sismorresistente intermedio o elevado (Categorías C, D, E o F, de acuerdo con el IBC), las resistencias de diseño de las tablas se deben reducir un 25%. Además, el anclaje se debe
diseñar de manera que la falla sea iniciada por un elemento de acero dúctil, a menos que se satisfaga el artículo D.3.3.5.
Esto significa que todas las resistencias de diseño basadas en los dos modos de falla del hormigón, φVcb y φVcp, deben ser mayores o iguales que la resistencia de diseño del acero al corte, φVs.
3. La resistencia al arrancamiento del hormigón del anclaje por corte, φVcp, se debe tomar igual a la resistencia al desprendimiento del hormigón por tracción, φNcb, cuando hef es menor que 2,5 in., e igual a dos veces φNcb cuando hef es mayor o igual que 2,5 in. Se debe suponer la Condición B (ver D.4.4) aún cuando haya armadura suplementaria que permita calificar para la Condición A (es decir, el factor de reducción de la resistencia, φ, se debe tomar igual a 0,70).
4. Para los fines del diseño la resistencia a la tracción del acero del anclaje, fut, debe ser menor o igual que 1,9fy ó 125.000 psi.
5. Las resistencias de diseño indicadas en las tablas se basan en el factor de reducción de la resistencia, φ, de la sección D.4.4.
Las cargas de corte mayoradas se deben calcular usando las combinaciones de cargas de 9.2. Las resistencias de diseño para el desprendimiento del hormigón del anclaje, Vcb, se basan en la Condición B. Si se coloca armadura suplementaria de manera de satisfacer la Condición A, las resistencias de diseño se pueden incrementar 7,1% para considerar que el factor de reducción de la resistencia se incrementa de 0,70 a 0,75.
6. Si un análisis indica que bajo cargas de servicio no habrá fisuración en la región del anclaje (ft < fr), las resistencias de diseño para el desprendimiento del hormigón en corte, φVcb, se puede aumentar un 40%.
7. En las regiones de un elemento donde un análisis indica que bajo cargas de servicio habrá fisuración, las resistencias dadas para la resistencia al desprendimiento del hormigón, φVcb, se puede incrementar de acuerdo con los factores especificados en el artículo D.6.2.7, siempre que se disponga armadura de borde de acuerdo con dicho artículo.
8. Las resistencias de diseño para el desprendimiento del hormigón, φVcb, se basan en una carga de corte aplicada de forma perpendicular al borde. Si la carga se aplica de forma paralela al borde las resistencias se pueden incrementar un 100%. 
9. Si el anclaje está ubicado cerca de una esquina y la distancia al borde perpendicular a la dirección del corte, c2, es menor que 1,5c1, las resistencias de diseño para el desprendimiento del hormigón, φVcb, se deben reducir multiplicándolas por el factor de modificación ψ6 determinado de la Ecuación (D-27). Los valores calculados en la tabla no se aplican si hay dos distancias a los bordes perpendiculares a la dirección del corte, c2, menores que 1,5c1. Ver D.6.2.4.
10. Este valor del espesor, h, no es posible porque la cabeza o el gancho se proyectarían por debajo de la superficie inferior del hormigón. Fue elegido para facilitar el cálculo mental de la distancia real al borde, c1, ya que el valor usado en los cálculos,
c1, depende de la longitud de empotramiento, hef.
11. Está permitido interpolar linealmente para obtener valores intermedios de la distancia a los bordes, c1. Interpolar linealmente entre los valores de la longitud de empotramiento, hef, es una práctica no conservadora.
12. Para un recubrimiento de hormigón de 3/4 in. y para c1 = 0,25hef y 0,50hef, ver la parte de la tabla correspondiente a h = hef. 
13. Para un recubrimiento de hormigón de 3/4 in. y para c1 = 0,25hef y 0,50hef, ver la parte de la tabla correspondiente a h = hef.
Para c1 = hef, ver la parte de la tabla correspondiente a h = 1,5hef.

viernes, 21 de noviembre de 2014

NOTAS PARA LAS TABLAS 34-5A, B y C

NP – No practicable. Con la distancia a los bordes resultante, c, se obtiene un recubrimiento de menos de 3/4 in.
Toda la Simbología es igual a la utilizada en la sección D.0 del Apéndice D de ACI 318-02.
1. Las resistencias de diseño indicadas en las tablas corresponden a un anclaje individual hormigonado in situ, que solamente está próximo a un borde. Los valores no se aplican si la distancia entre anclajes adyacentes es menor que 3hef, o si la distancia perpendicular, c2, a la distancia al borde considerada, c1, es menor que 1,5hef.
2. En las regiones de peligrosidad sísmica moderada o elevada (Zonas 2, 3 ó 4, de acuerdo con el UBC), o en las estructuras para las cuales se requiere un nivel de comportamiento o diseño sismorresistente intermedio o elevado (Categorías C, D, E o F, de acuerdo con el IBC), las resistencias de diseño de las tablas se deben reducir un 25%. Además, el anclaje se debe diseñar de manera que su resistencia sea gobernada por un elemento de acero dúctil, a menos que se satisfaga el artículo
D.3.3.5. Por lo tanto, las resistencias de diseño basadas en los tres modos de falla del hormigón, φNcb, φNpn y φNsb, deben ser mayores o iguales que la resistencia de diseño del acero a tracción, φNs. Este requisito prohíbe usar bulones de anclaje con ganchos en las zonas sísmicas mencionadas.
3. Para los fines del diseño la resistencia a la tracción del acero del anclaje, fut, debe ser menor o igual que 1,9fy ó 125.000 psi. 
4. Las resistencias de diseño indicadas en las tablas se basan en el factor de reducción de la resistencia, φ, de la sección D.4.4.
La carga de tracción mayorada Nu se debe calcular usando las combinaciones de cargas especificadas en 9.2. Las resistencias de diseño para el desprendimiento del hormigón de un anclaje, φNcb, arrancamiento del anclaje, φNpn, y descascaramiento del recubrimiento lateral de hormigón, φNsb, se basan en la Condición B. Si se dispone armadura suplementaria para satisfacer la Condición A, las resistencias de diseño para φNcb y φNsb se pueden incrementar 7,1% para considerar que el factor de reducción de la resistencia se incrementa de 0,70 a 0,75. Este incremento no se aplica a la resistencia al arrancamiento del anclaje, φNpn.
5. Las resistencias de diseño para el desprendimiento del hormigón por tracción, φNcb, se basan en Nb determinado de acuerdo con la Ecuación (D-7), y se aplican para anclajes con cabeza y con gancho. Para determinar la resistencia de diseño de los bulones con cabeza para los cuales la longitud de empotramiento, hef, es mayor que 11 in. de acuerdo con la Ecuación (D- 8), multiplicar el valor tabulado por [2 (hef 5/3)] / [3 (hef 1,5)].
6. Si un análisis indica que bajo cargas de servicio no habrá fisuración en la región del anclaje (ft < fr), las resistencias de diseño para el desprendimiento del hormigón por tracción, φNcb, se pueden aumentar un 25%.
7. Las resistencias de diseño para el arrancamiento del anclaje por tracción, φNpn, correspondientes a bulones con cabeza cuyo diámetro, do, es menor que 1-3/4 in. se basan en bulones con cabeza hexagonal regular. Las resistencias de diseño correspondientes a los bulones de 1-3/4 y 2 in. se basan en bulones con cabeza hexagonal pesada. En el caso de los bulones en los cuales do es menor que 1-3/4 in. y cuyas cabezas tienen una superficie de apoyo, Abrg, mayor que la supuesta, las resistencias de diseño se pueden incrementar multiplicando por la superficie de apoyo real de la cabeza y luego dividiendo por la superficie de apoyo de la cabeza hexagonal regular.
8. Las resistencias de diseño para el arrancamiento del anclaje por tracción, φNpn, correspondiente a bulones con gancho en los cuales la longitud del gancho, eh, está comprendida entre 3 y 4,5 veces el diámetro, do, se pueden determinar por interpolación.
9. Si un análisis indica que bajo cargas de servicio no habrá fisuración en la región del anclaje (ft < fr), las resistencias de diseño para el arrancamiento del anclaje por tracción, φNpn, se pueden aumentar un 40%.
10. Las resistencias de diseño para el descascaramiento del recubrimiento lateral de hormigón por tracción, φNsb, se aplican a los bulones con cabeza solamente cuando la distancia al borde, c, es menor que 0,4hef. Los valores correspondientes a 0,4hef solamente se incluyen para permitir la interpolación. Las resistencias de diseño correspondientes a los bulones en los cuales el diámetro, do, es menor que 1-3/4 in. se basan en bulones con cabeza hexagonal regular. Las resistencias de diseño
correspondientes a los bulones de 1-3/4 y 2 in. se basan en bulones con cabeza hexagonal pesada. En el caso de los bulones en los cuales do es menor que 1-3/4 in. y cuyas cabezas tienen una superficie de apoyo, Abrg, mayor que la supuesta, las resistencias de diseño se pueden incrementar multiplicando por la raíz cuadrada del cociente que resulta de dividir la superficie de apoyo real de la cabeza por la superficie de apoyo de la cabeza hexagonal regular ( Abrg2 / Abrg1 ).

jueves, 20 de noviembre de 2014

TABLAS DE DISEÑO PARA ANCLAJES INDIVIDUALES HORMIGONADOS IN SITU

Incluimos algunas tablas que servirán de ayuda para diseñar anclajes individuales solicitados a cargas de tracción o de corte.
Las Tablas 34-5A, B y C dan las resistencias a la tracción de diseño, φNn, para anclajes individuales en hormigón con f'c de 2500, 4000 y 6000 psi, respectivamente. Las Tablas 34-6A, B y C dan las resistencias al corte de diseño, φVn, para anclajes individuales con f'c de 2500, 4000 y 6000 psi, respectivamente. También se incluyen algunas resistencias a la tracción especificadas del acero, fut, que abarcan la mayor parte de los materiales que se utilizan en la actualidad. Cada grupo de tablas
viene acompañado por notas que explican las hipótesis utilizadas para desarrollar las tablas y cómo ajustar los valores para condiciones que difieren de las supuestas.
De acuerdo con D.8.2, las distancias mínimas a los bordes para los anclajes con cabeza hormigonados in situ no sometidos a torque se deben basar en el recubrimiento mínimo de hormigón indicado en la sección 7.7. Por lo tanto, técnicamente el recubrimiento de hormigón puede ser de muy poco espesor, hasta 3/4 in. Si el recubrimiento sobre vástago del anclaje es así de pequeño, la cabeza del anclaje terminará teniendo un recubrimiento menor que 3/4 in. Por motivos de protección contra la corrosión y para considerar las tolerancias de la instalación (ubicación y alineación) de los anclajes, se recomienda proveer para los anclajes hormigonados in situ un recubrimiento mínimo de hormigón de 1-1/2 in. Las Tablas 34-5 y 34-6 incluyen las resistencias de diseño para anclajes hormigonados in situ que tienen un recubrimiento mínimo de 1-1/2 in.
 
 

Blogger